Como mejorar la calidad del aire en las oficinas

Como mejorar la calidad del aire en las oficinas

Como hemos visto en anteriores artículos de nuestro blog, la contaminación en interior, de hecho, es peor que la que experimentamos en exteriores, sobre todo porque se concentra más y se limpia menos que la exterior, que tiene la influencia de los árboles y la propia atmósfera.

Cuanto más tiempo pasamos en un interior, más aspiramos esta contaminación del aire y, lógicamente, estamos más expuestos a problemas respiratorios, aumento del estrés y la fatiga, entre otros efectos negativos que la baja calidad del aire tiene en nuestro cuerpo y estado de ánimo.

Si hay un sitio en el que, normalmente, la población pasa más tiempo, es en el lugar de trabajo. De la media de 15 horas que la gente está despierta, pasamos más de la mitad en nuestro lugar de trabajo, con lo que la calidad del mismo debería ser algo imprescindible a todos los niveles.

Por estas razones cabría suponer que las oficinas y lugares cuidan mucho la calidad del entorno de trabajo. Pese a existir muchas normativas a estos efectos, muchas empresas no las cumplen como deberían. Donde no existen normativas realistas es en la calidad del aire. Y está demostrado que la calidad del aire influye de forma crucial en la productividad y la satisfacción del trabajador.

¿Cuántas empresas conocéis que utilizan purificadores o ionizadores del aire? Pocas o ninguna. De la misma forma que en los hogares la pureza del aire aún no parece ser una prioridad para nadie, en los lugares de trabajo pasa lo mismo.

Mejorar la calidad del aire en una oficina de forma básica, se haría igual que en cualquier sitio, pero, como ya sabemos, no es suficiente. El ser humano ha creado demasiadas fuentes de contaminación del aire y sólo con “ventilar” no se consigue más que un efecto muy mínimo y casi insustancial para la pureza y calidad del aire. Tengamos también en cuenta que en un lugar de trabajo habrán más fuentes de emisiones que en un hogar normal, con lo que es aún más difícil que tenga algún efecto.

Por esta razón tenemos que utilizar ionizadores de aire, de forma que neutralicemos la contaminación del aire y, así tener la mayor pureza posible en el aire que respiramos mientras trabajamos. Los ionizadores han demostrado su gran valía para operar en oficinas y lugares de trabajo, confirmando sus efectos positivos en la productividad, satisfacción y relación laboral de los trabajadores. Efectos que deben ser tenidos en cuenta pues no sólo ayudan a la salud del trabajador, sino que, como he visto, ayudan a la propia empresa también, al hacer que obtenga mejores resultados.

En Teqoya creemos firmemente y de forma honesta que podemos conseguir que la población empiece a ver la necesidad imperiosa de tener un aire mucho más limpio, tanto para la salud humana como del planeta. Asimismo, en las empresas, Teqoya siempre ha creído en los efectos positivos sobre los trabajadores y apuesta claramente por productos que tengan un buen ratio de calidad/precio pero, sobre todo, que consigan una pureza del aire insólita en los entornos urbanos de los tiempos en los que vivimos.

subscribete a la newsletter