Efectos positivos de los iones negativos

Efectos positivos de los iones negativos

Comprar un purificador de aire permite aprovechar de los beneficios de los iones negativos en casa… y respirar sano.

Está de más decir que el aire que respiramos impacta directamente en nuestra salud, pero no hemos hablado en profundidad de cómo es que sucede exactamente. La naturaleza genera iones de distintas maneras, y éstos pueden ser tanto positivos como negativos, pero, contrariamente a lo que su nombre indica, son los segundos los que influyen en nuestro bienestar.

Es sencillo, si el aire a nuestro alrededor está más cargado de iones positivos, nuestra salud se ve afectada, y podemos llegar incluso a sentir depresión, sufrir de migrañas y otras enfermedades respiratorias, como el asma. Mientras que si la carga de iones presente en el aire es negativa, nuestro organismo lo agradece.

El purificador, generador de iones negativos en casa

¿Habéis tenido esa sensación de pureza al respirar cerca del mar, una cascada de agua o en medio de la naturaleza? Pues de ahí la importancia de rodearnos de iones negativos, una especie de vitamina para nuestro cuerpo.

Para que el aire que respiramos sea considerado puro, debe existir un equilibrio entre iones negativos y positivos. La proporción ideal para que esto suceda es de cuatro iones negativos frente a uno positivo; un fenómeno que podemos lograr no solo escapando a la naturaleza sino también en nuestras casas y lugares de trabajo.

Tal vez no lo sabías, pero este proceso de ionización se puede lograr gracias a la tecnología. Así como las descargas eléctricas de rayos, los ríos o una caída de agua forman iones negativos, y neutralizan los iones positivos, un ionizador de aire doméstico reproduce este fenómeno dentro de tu hogar.

Basta con conectar el purificador de aire de casa para que empiece a generar iones negativos y el cambio se percibe de inmediato en el ambiente.

Iones negativos: Nuestros aliados

La ionización negativa favorece la bioelectricidad, es decir la manera en la que el cuerpo mejora su rendimiento en todo sentido. Los efectos de los iones negativos se manifiestan en el buen funcionamiento de nuestro sistema respiratorio, ya que eliminan todas las partículas nocivas que potencian enfermedades como la bronquitis, el asma y alergias.

Nuestro sistema nervioso es otro de los beneficiados, ya que la sensación de relax y tranquilidad se incrementa, además de contribuir a despejar la mente, reduciendo la ansiedad y el estrés.

Aunque su nombre nos engañe, los iones negativos emitidos por el purificador de aire son nuestros aliados para conseguir una vida más saludable.

subscribete a la newsletter