Principales contaminantes de aire (2/3)

Principales contaminantes de aire (2/3)

SO2, amianto, Óxidos de nitrógeno, benceno

Dióxido de azufre (SO2)

El SO2 es una sustancia reductora que, en contacto con el aire y la humedad, tras un tiempo, se convierte en trióxido de azufre, siendo un intermediario muy importante en la producción de ácido sulfúrico. Sus emisiones se concentran en sitios con instalaciones productoras de energía, que es donde más carbón se quema, así como en las ciudades con las emisiones de polución de los vehículos.

Las fuentes de SO2 son tanto humanas como naturales:

Naturales

• Volcanes
• Metabolismo anaeróbico
• Oxidación del SH2

Humanas

• Combustión de productos petrolíferos
• Combustión de carbón

Sus efectos sobre la salud humana son variados: Afecta a las mucosidades y los pulmones, con ataques de tos incluidos. La exposición a elevadas concentraciones de SO2 en períodos cortos de tiempo causaría irritación del tracto respiratorio, bronquitis y congestión, especialmente en personas asmáticas. Además de un aumento de la posibilidad de sufrir morbilidad, disfunción pulmonar o aumento de la mortalidad.

Un efecto secundario es que el Dióxido de Azufre es uno de los principales causantes del deterioro de monumentos culturales y edificios, siendo un gran perjuicio para muchas ciudades y la conservación de sus lugares más emblemáticos y antiguos.

Óxidos de nitrógeno

Gracias a la combinación de oxígeno y nitrógeno se crean estos compuestos químicos gaseosos e incoloros, que, según su valencia atómica, se formulan de diferentes maneras: las dos principales el óxido nítrico (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2), ambos considerados contaminantes del aire.

Como con otros compuestos, sus fuentes son tanto naturales como humanas, pero, también como ya hemos visto, las humanas suelen ser más numerosas y dañinas:

Óxidos de Nitrógeno

Naturales

Descomposición bacteriana de nitratos orgánicos
• Combustión vegetal
• Tormentas eléctricas
• Erupciones volcánicas

Humanas

• Tubos de escape de vehículos
• Combustión de carbón, petróleo o gas natural
• Soldadura de arco, galvanoplastia, grabado de metales
• Detonación de dinamita
• Reacción del ácido nítrico con metales o celulosa

A pesar de que las fuentes de NOx son cuantitativamente menores que las biogénicas, en los últimos tiempos ha habido un aumento de las causadas por los humanos, lo que ha ido provocando que los entornos urbanos e industriales tengan mayores concentraciones de NOx que en entornos naturales.

Origen Benceno

Benceno

El benceno (C6H6) forma parte de los llamados “Compuestos Orgánicos Volátiles” (COV) y cuyo estado físico a temperatura ambiente es líquido.

Genera una llama tiznada y expulsa vapores tóxicos con un olor aromático cuyo umbral de olor es de 1,5 ppm y es químicamente estable.

En el aire, el benceno se origina a partir de:

• Derivados del petróleo en combustión incompleta
• Evaporación de carburantes en zonas concretas

Es genotóxico, lo que significa que tiene la capacidad de alterar nuestro material genético, siendo una muestra de su peligrosidad. Por ello es cancerígeno para el ser humano y no existe ningún nivel de exposición que sea seguro.

subscribete a la newsletter